The Wattpad Avengers - Blog de Reseñas y Ayuda a Escritores: ¿Libros amarillentos? ¡No, piedad, no!

¿Libros amarillentos? ¡No, piedad, no!

Sé que este tema es algo peliagudo: No a todos les desagrada que las páginas de sus libros se pongan amarillas, moradas, verdes o marrones. A algunos les gusta ver el efecto que surte el tiempo sobre sus queridos libros. Y está bien; En gustos se rompen géneros. Pero, dentro de mi caso, yo soy de las personas que desearían que sus libros se mantuvieran siempre tan blancos y nuevos como el día en que los compré. Cuando se ponen amarillos siempre le dan ese aspecto de ligero abandono y envejecimiento a mi estantería que nunca me ha agradado, en cambio nuevos siempre lucen impecables y sanos. Por ello he buscado consejos sobre cómo tratar de mantener mis libros, al menos, lo más cercano a eso que pueda.

Así que, si opinas como yo respecto a este asunto, espero que mi colección de consejos te sea de ayuda en ésta difícil tarea (Y si, digo difícil porqué para mantenerlos de esa manera hay que emprender una lucha contra la naturaleza. Y lo máximo que podremos hacer es retrasar el proceso de oxidación que tarde o temprano se dará en cada uno de nuestros queridos libros):

Contra el polvo nada es mejor que las bolsas plásticas.  Guardar nuestros libros dentro de éstas bolsitas los protege de los insectos, el polvo y la humedad (Sus principales enemigos). Leyendo en varios foros me di cuenta de que suelen recomendar las bolsas de prolipropileno o las de cierre hermético, pero en mi caso uso son las "bolsitas dónde se meten las fotos en los álbumes" (No sé si verdaderamente sean bolsitas, tienen forma de eso así que las uso y me dan resultados). Este es un método muy sencillo y barato de cuidar nuestros libros, es decir, ¿Quién no tiene una bolsa plástica al alcance de la mano? Al menos en mi caso suelo acumularlas hasta decir basta, sin broma alguna; Tengo mi propio Everest de bolsas. Ah, y si usas bolsas que no tengan cierre hermético puedes sellarlas con cinta para reducir el aire que está en contacto con el libro. Si los sacas contigo cuando salgas a pasear mantenlos guardados dentro de la bolsa mientras no los uses. 


Cristaleras: Algo más que estanterías bonitas. Sirven para resguardar nuestros libros de la humedad, el aire y los bichitos que amenazan con volverlos su desayuno. Si tienes una en tu casa 
o posees suficiente dinero para adquirirla ¡Adelante! pero bueno, no es mi caso, aquí hay crisis. Así que otra cosa que funciona igual de bien (Aunque no sea tan estético) y resulta mucho más económico es el uso de cajas plásticas. Dentro de ellas estarán tan bien cuidados como dentro de una estantería. La desventaja sería, como ya se imaginan, que quedarán guardados uno sobre otro y no podrán exhibirse de la manera en que se exhibirían si se tratara de una cristalera. Lo económico tiene sus sacrificios. Si guardan sus libros en bolsas de plástico y además los introducen en alguna de éstas dos opciones tengan por seguro que se mantendrán muy, pero muy bien. 


¡No dejes que se acumule el polvo! Si abandonas en el olvido tu cristalería, tus cajas plásticas o tus libros en bolsas no servirán de nada. Tarde o temprano empezarán a acumular polvo, las páginas se ensuciarán y propiciaran la formación de hongos. Tienes que estar pendiente de realizar, mínimo, una limpieza mensual para evitar que esto suceda. Saca todos los libros y ponlos sobre tu cama mientras limpias el sitio en que los guardas, pídele prestados a tu madre un plumero o un trapo. Esto no tiene que ser una limpieza extensiva; Con una sacudida bastará para alejar el polvo. Así que la pereza no es excusa.


La higiene importa: No seas cochino. Jamás de los jamases leas cuando tienes las manos sucias o terminarás manchando las hojas. Tampoco uses el desagradable hábito de untarse los dedos con saliva para pasar las páginas (Ag) porque esto solo causara la oxidación de las mismas (Aparte de que si tienes mal aliento dios sabrá a que quedarán oliendo). Si llevas tu libro pero ves que necesitas ocupar tus manos en otra cosa ¡Ni se te ocurra sostenerlo con la boca mientras realizas dicha tarea! Morder y babear los libros de esa forma es lo peor que podrías hacer (Le presté uno a una amiga mía y se la pasaba haciendo eso :c Llevaba el libro en la boca a todos lados, parecía perrita). Cuando tosas o estornudes procura no hacerlo sobre el libro y, por último, trata de no comer mientras lees o correrías el riesgo de ensuciarlo (¿A cuantos no les ha pasado que se les riega el café o el chocolate caliente? y esas manchas no se quitan). 


Los libros no son cuadernos: No los trates como si lo fueran. Sé que a veces resulta tentador realizar anotaciones en los espacios blancos de nuestros libros o resaltar nuestras frases favoritas para poder encontrarlas después, pero al hacerlo solo los malogramos. Sí, es cierto, al rallarlos le otorgamos nuestro toque personal pero ¿Y si en un futuro te quedas sin dinero para comprar más libros y debes vender algunos de los que tienes para poder comprar los que quieres?  ¿Crees que de verdad podrías recuperar el dinero que gastaste si vendieras un libro como el de la imagen? Pero bueno, este no es el factor más importante de la situación. Sencillamente deterioramos el aspecto de nuestros libros al hacerlo e innecesariamente. Otra cosa que también deberíamos evitar es doblar las esquinas de las páginas para recordar en dónde quedamos, esas arrugas luego no se quitarán. Lo que yo hago es: Usar marca páginas de buena calidad (es decir: Cuya tinta no manche las hojas) para saber en dónde quedé, usar tiritas de papel para señalar mis frases favoritas (Explico: Recorto una tira de papel blanco, anoto en ella de qué línea a qué línea de la página va la frase y luego meto la tirita entre las páginas en que está la frase. Yes, I know, No soy muy buena explicando) y si necesito realizar alguna anotación no lo hago en los espacios blancos sino que uso un post-it y luego lo pego en la página (Aunque estoy dudosa de que este método sea inofensivo. Apenas estoy empezando a usarlo y no sé si la 'pega' que tienen estas hojitas sea dañina para el papel. Bueno, les iré avisando cuando vea los resultados).


Acomodalos de manera vertical. Así evitas posibles deformaciones que dañarían la encuadernación. Aparte también es la forma más cómoda de ordenarlos; Así al sacar uno no afectas los demás. Yo no los puedo colocar así porqué mi estantería es pequeña y no caben todos (A no ser que coloque algunos verticales y otros horizontales sobre los verticales...Cosa que he leído que no es buena idea, ya que no se debe colocar ningún tipo de peso sobre los libros verticales). Pero si ustedes tienen suficiente espacio ¿Por qué no? Al fin y al cabo los conservarán mejor. 


Leer bajo el sol: Bonito para ti, malo para el libro. Cuando los rayos de luz solar pegan directamente sobre las páginas de tu libro éstos aceleran su degradación, puesto que las 'queman' y las dejan amarillentas. Con el tiempo las tapas también irían perdiendo sus colores. Conclusión: Mantén tus libros dónde no les de el sol directamente. Pero con esto no digo que los coloques en el lugar más obscuro y escondido de tu casa, tienes que procurar que se trate de un sitio intermedio: Ni mucho sol, ni mucha sombra. Dónde no haga mucho calor ni mucho frío. Es decir: Seco pero ventilado (El flujo de aire evita que adquiera ese 'olor a viejo' que tienen algunos libros), con luz suave. Aléjalo de las chimeneas, radiadores y calentadores eléctricos (Estos pueden ajar el papel y resecar la cola de la encuadernación).


Bueno, estos son todos los consejos que yo conozco (Y recuerdo en este momento xD), espero que les sean de ayuda. No sé en otros países, pero aquí en Venezuela los libros son carísimos y pues, cuando gastas todo ese dinero en comprarte uno, lo que más quieres es que te dure bastante tiempo luciendo como cuando lo compraste, así que resulta bastante útil tener estos tips a la mano. ¿Conocen otros consejos? ¿Cuales? (Recuerden: Compartiéndolos ayudan al prójimo. ¡Sean buenos!)

3 comentarios :

  1. Hola :)
    Justo buscaba info como esta para cuidar mis libros, uno de ellos ya se puso amarillo y creo que es porque lo llevaba a todos lados cuando salía. Sería bueno que cada uno acondicione un estuche especial cuando los saque a la calle, así no se combina con todas nuestras cosas en la cartera o maleta y no se malogra.
    Buen post, saludos desde Perú :)

    ResponderEliminar
  2. hay unas bolsas llamadas Mylites4 que protegen los documentos de la biblioteca del congreso de los estados unidos.
    Archives L y dentro de ellos la opcion 1013L 9 3/4 x 13 Playboy Magazine
    eso serviria para la mayoria de los libros. a ver si puedo ahorrar para conprar algunas.
    ojo con los tamaños por que vienen en sistema imperial inches o pulgadas y no en formato A4
    y tiene que ser un poco mayor por el grosor del libro.
    Espero que os sea util.

    ResponderEliminar
  3. en principio protege de todo desde la degradacion del papel a su envejecimiento.
    se usan por aqui sobre todo en comics. pero su valor real es el proteger documentos valiosos.
    evita incluso que la acidez del papel dañe los libros.

    ResponderEliminar